martes, 30 de agosto de 2016

Sentir y gustar, en el Parque de Juan Carlos I de Madrid, con Maricarmen Jiménez FI

Maricarmen Jiménez FI comparte su Sentir y gustar de esta semana: En el Parque de Juan Carlos I de Madrid.


A otros pueblos tengo que anunciarles el Reino, puntos para orar con María Viader RJM

Es miércoles, 31 de agosto. Corresponde a María Viader RJM, desde Barcelona, proponer los puntos para orar a partir de Lucas 4, 38-44:  

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta, y le pidieron que hiciera algo por ella. El, de pie a su lado, increpó a la fiebre, y se le pasó; ella, levantándose en seguida, se puso a servirles. Al ponerse el sol, los que tenían enfermos con el mal que fuera, se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno, los iba curando. De muchos de ellos salían también demonios, que gritaban: "Tú eres el Hijo de Dios". Los increpaba y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías. Al hacerse de día, salió a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando; dieron con él e intentaban retenerlo para que no se les fuese. Pero él les dijo: "También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado. Y predicaba en las sinagogas de Judea.

El Concilio Vaticano II, con Víctor Codina SJ

Nos vamos al año 2013, el 26 de enero emitimos una conversación con el teólogo Victor Codina SJ, que vive y trabaja en Bolivia. Escribió para Cristianismo y Justicia un texto en torno al Concilio Vaticano II. Se emitió en Diálogos de Medianoche, de Radio ECCA.



lunes, 29 de agosto de 2016

¿Qué tiene su palabra? Puntos para orar con Francesc Riera SJ

Es martes, 30 de agosto. Corresponde a Francesc Riera SJ, desde la Cova de Sant Ignasi, en Manresa, proponer los puntos para orar a partir de Lucas 4, 31-37: 

En aquel tiempo, Jesús bajó a Cafarnaúm, ciudad de la Galilea, y los sábados enseñaba a la gente. Se quedaban asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad. Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres: el Santo de Dios". Jesús le intimó: "¡Cierra la boca y sal!" El demonio tiró al hombre por tierra en medio de la gente, pero salió sin hacerle daño. Todos comentaban estupefactos: "¿Qué tiene su palabra? Da órdenes con autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen". Noticias de él iban llegando a todos los lugares de la comarca.


La filosofía y la fe, con José Gómez Caffarena SJ

Resultado de imagen de josé gómez caffarenaFue en octubre del 2010. Conversamos con el profesor Gómez Caffarena SJ sobre su trabajo, su pensamiento, su filosofía y su fe. En Diálogos de Medianoche, de Radio ECCA.


domingo, 28 de agosto de 2016

Pídeme lo que quieras, que te lo doy, puntos para orar con Esther Prados

Es lunes, 29 de agosto. La Iglesia recuerda el martirio de San Juan Bautista. Corresponde a Esther Prados, desde Almería, proponer los puntos para orar a partir de Marcos 6,17-29: 

En aquel tiempo, Herodes había mandado prender a Juan y lo había metido en la cárcel, encadenado. El motivo era que Herodes se había casado con Herodías, mujer de su hermano Filipo, y Juan le decía que no le era lícito tener la mujer de su hermano. Herodías aborrecía a Juan y quería quitarlo de en medio; no acababa de conseguirlo, porque Herodes respetaba a Juan, sabiendo que era un hombre honrado y santo, y lo defendía. Cuando lo escuchaba, quedaba desconcertado, y lo escuchaba con gusto. La ocasión llegó cuando Herodes, por su cumpleaños, dio un banquete a sus magnates, a sus oficiales y a la gente principal de Galilea. La hija de Herodías entró y danzó, gustando mucho a Herodes y a los convidados. El rey le dijo a la joven: "Pídeme lo que quieras, que te lo doy." Y le juró: "Te daré lo que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino." Ella salió a preguntarle a su madre: "¿Qué le pido?" La madre le contestó: "La cabeza de Juan, el Bautista." Entró ella en seguida, a toda prisa, se acercó al rey y le pidió: "Quiero que ahora mismo me des en una bandeja la cabeza de Juan, el Bautista." El rey se puso muy triste; pero, por el juramento y los convidados, no quiso desairarla. En seguida le mandó a un verdugo que trajese la cabeza de Juan. Fue, lo decapitó en la cárcel, trajo la cabeza en una bandeja y se la entregó a la joven; la joven se la entregó a su madre. Al enterarse sus discípulos, fueron a recoger el cadáver y lo enterraron.

El reloj de las familia, con Fernando Vidal

El profesor Fernando Vidal, de la Universidad Pontificia Comillas, escribió el libro El reloj de la familia. Conversamos con él, en Diálogos de Medianoche, de Radio ECCA, el 17 de octubre de 2015.